¿Qué es el Dropshipping? Conoce ventajas y proveedores

Contenidos 📋
⏱ Tardarás solo 6 min en leer este post

El dropshipping es un término ubicado en el ámbito del Marketing Digital que está directamente relacionado con el comercio electrónico. Existe una confusión generalizada que coloca al dropshipping como un modelo de negocio online pero, la realidad es que es más bien un método de distribución. Es decir, se engloba dentro de las distintas opciones que un ecommerce tiene para distribuir los productos que comercializa. Para explicar bien qué es el dropshipping, utilizaremos un ejemplo fácil y sencillo:

Muchas empresas y emprendedores que se han lanzado a la aventura de abrir una tienda online han investigado, contactado y contratado un proveedor que les suministra los productos que quieren comercializar. Tradicionalmente, éstas le hacían un pedido, lo almacenaban en su oficina, casa o almacén y lo vendían a sus clientes a través de la página web. Este método, que lleva décadas utilizándose, es el que distribuye stock previamente comprado y almacenado. Sin embargo, en los últimos años ha surgido un método nuevo: el dropshipping, que es totalmente opuesto al procedimiento tradicional.

Para entender en qué consiste no hay más que utilizar el fantástico traductor de Google. Cuando tecleemos este término, la respuesta que nos devolverá será “envío directo” ¿Qué hace un ecommerce cuyo método de distribución es el dropshipping? Vende productos como un mero intermediario entre el distribuidor (o dropshipper) y el cliente final. De esta manera, no tiene stock almacenado sino que, una vez el consumidor ha hecho la compra de un producto, hace el pedido al distribuidor y este hace el envío directo al cliente. Para muchos emprendedores es una manera más económica y menos arriesgada de lanzarse al comercio online sin tener que sacrificar un gran presupuesto y en el que la logística, que es la parte más complicada de un proceso de venta online, depende del dropshipper. No por estas razones significa que el dropshipping está exento de problemas o desventajas, tal y como veremos a continuación.

Ventajas y desventajas del Dropshipping

Aunque dentro del listado de ventajas que ofrece este método de distribución es bastante amplio, hay que destacar las más importantes:

Presupuesto inicial muy bajo

El hecho de tener stock almacenado conlleva una serie de gastos bastante elevados: se necesita un lugar de almacenaje, hay que hacer uso de empresas y servicios de envío para mandar los productos al cliente y hay que tener un control estricto del inventario. En el caso del dropshipping, es el proveedor quién se encarga de todo esto. Por lo tanto, el presupuesto inicial que se necesita para establecer un negocio online basado en el dropshipping es muy bajo y por ende, el riesgo que se asume también. Los gastos más importantes están relacionados con la estrategia de Marketing que lleve a cabo el ecommerce: creación de página web, estrategia de ventas, etc.

Stock continuo

Lo lógico es contactar con proveedores fiables, de calidad y de un volumen de producción grande tras haber realizado una buena investigación previa. En general, estos están produciendo constantemente y no suelen tener problemas de fabricación por lo que el stock de los ecommerce que usen este tipo de distribuciónserá continuo.

Escalabilidad

Es más fácil tomar decisiones sobre un producto cuando se utiliza el dropshipping. Los productos exitosos y con gran demanda pueden ser potenciados en cuanto a estrategias de ventas. Sumado a esto, los productos menos demandados tendrán una salida más fácil y no supondrá ningún coste extra más que el de dejar de publicitarlos en la página web. Si la demanda de un producto va en aumento y crece la ecommerce no supondrá ningún problema de almacenamiento o envíos y sólo será cuestión de aumentar los pedidos al dropshipper.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y, aunque iniciar un negocio online basado en el dropshipping puede ser una buena idea, no debemos olvidar los inconvenientes que esto conlleva:

Margen de beneficio bajo

Aunque los ecommerce se ahorran gastos de producción, almacenaje y envíos, el margen de beneficio de una venta es muy pequeño. Es lógico, pues no controlamos el proceso de fabricación sino que lo hace el dropshipper. Como consecuencia, es él el que fija el precio. Dependiendo del producto, el margen de beneficios suele situarse entre el 5 y el 25%.

Búsqueda de proveedores

Encontrar un proveedor que se adapte a lo que necesitamos y que sea de confianza es mucho más complicado de lo que parece. Así mismo y aunque en España existen proveedores de dropshipping como BigBuy, hay muchos más que no tienen presencia online y que son más pequeños en cuanto a volumen de producción. No hay que olvidar que la clave de este método de distribución es que haya producción constante. Depender de una fábrica que no pueda permitirse volúmenes altos de trabajo tal vez no sea una buena idea.

Menos diferenciación

Aunque muchos cuentan con una página web propia, nadie tiene un producto propio. El problema del dropshipping es que el mismo producto de una ecommerce puede ser vendido en otras 15 más, por lo conseguir crear un vínculo de marca con el consumidor (en lo que a estilo, estética, diseño y personalidad de producto se refiere) se convierte en una tarea algo más complicada. Para diferenciarse, una ecommerce deberá hacer más esfuerzo e incisión en cosas como un servicio postventa, un buen posicionamiento online, una página web amigable, imagen de marca, etc.

¿Qué proveedores de dropshipping hay en España?

Aunque existen una gran cantidad de fábricas que podríamos catalogar como dropshippers, en España destacan dos proveedores de dropshipping:

Big Buy: es una empresa localizada en la Comunidad Valenciana muy reconocida en el sector. Una de sus grandes ventajas es que ofrece la opción de integración de sus servicios con plataformas especializadas en ecommerce como son Shopify, PrestaShop o Woocommerce. Además de esto, el idioma no supone ninguna barrera y está en España, por lo que los problemas con impuestos, estándares de calidad europeos o aduanas se reducen considerablemente.

Aliexpress: como era de esperar, no se puede obviar la importancia, presencia y cuota de mercado del gigante asiático. Aliexpress lleva años consolidándose como proveedor de dropshipping. En su web se puede encontrar de todo: electrónica, cosmética, moda…No hay producto que no encontremos en Aliexpress. Muchas fábricas ofrecen la opción de hacer un pedido de muestrarios para poder chequear la calidad del producto que vamos a comercializar, algo muy positivo de cara a decidirse por un proveedor u otro. Los problemas pueden surgir en cuanto a malentendidos por el idioma y por la distancia que nos separa de China.

Si quieres empezar en el mundo del Dropshipping, descúbre cómo en nuestro artículo: Dropshipping: ¿Cómo empezar?

Contenidos 📋
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el tráfico en nuestra web mediante la obtención de los datos necesarios para estudiar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. En todo caso, su consentimiento puede ser retirado en cualquier momento. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.   
Privacidad